Guía orientativa sobre drogas para padres preocupados por sus hijos

En esta guía se indican unas pautas de comportamiento orientativas para los padres y madres y se alerta sobre actitudes que la experiencia demuestra que son contradictorias.
Criterios a seguir:

1. Establecer pautas y normas de convivencia saludables, siendo ambos padres consistentes en las mismas y yendo "a una", referentes a:
· Responsabilidad en casa.
· Toma de iniciativa a nivel personal, cultural, laboral, etc...
· Mejorar las relaciones familiares.
Hacerle llegar al hijo, discriminando claramente las consecuencias positivas y negativas de su comportamiento.

2. Entrenamiento en solución de problemas:
· Definir el problema describiendo la conducta problemática y especificando la situación en la que se presenta, reacciones de la familia ante la misma y consecuencias que tiene.
· Definir los cambios deseados para un mejor funcionamiento de la familia.
· Definir la conducta problemática de forma positiva, siempre que esto sea posible.
· Generar, por parte de la familia, soluciones y alternativas al problema para elegir las más adecuadas.

3. Establecer los medios favorables para que las alternativas elegidas se lleven a cabo (negociando un cambio en al relación padres-hijo, ensayando pautas de comunicación,...)

Pautas para padres ante las drogas

Cómo prevenir con sus hijos el consumo de drogas:

EVITE:

1. Administrar castigos severos para evitar la agresividad del hijo, porque esto puede ocasionar que sean poco agresivos en casa y muy agresivos fuera del hogar (=sumisión).

2. Ignorar los problemas escolares y personales de sus hijos porque considera que son "cosas de niños".

3. Hablar como si lo supiera todo, sin escuchar sus opiniones y vivencias.

4. Tomar medidas de coacción, sin razonar, que limiten su libertad abusivamente.

5. Mantener posturas excesivamente tolerantes.

6. No tener tiempo para ellos.

7. Ocultarles información en todo aquello que les pueda afectar ahora o en el futuro.

8. Que dependan de usted, excesivamente y sin necesidad.

9. Hacer de su hogar un sitio inaguantable.

10. Que existan contradicciones, con respecto a la educación de sus hijos, entre el padre y la madre.

 

PROCURE:

1. Sentirse a gusto con ellos, participe con ellos en el ambiente familiar.

2. Escucharles y razonar cuando no estén de acuerdo con sus opiniones.

3. Seguir su rendimiento escolar y atender a los problemas que vayan surgiendo en su desarrollo.

4. Ayudarles y facilitarles la comunicación con los demás.

5. Informar a sus hijos sobre estos temas de interés para ellos, con veracidad y credibilidad, teniendo en cuenta su edad. Formarse para poder informar y mantener su papel de educador.

6. Reducir el consumo habitual de drogas legales (alcohol, tabaco, etc...), pues no debe olvidarse que es un modelo a imitar.

7. Sugerir actividades de tiempo libre, deportivas, culturales, fomentándolas desde la familia.

8. Facilitar el contacto a sus hijos con asociaciones juveniles, grupos deportivos y ecológicos, alentando su integración en estas actividades.

9. Fomentar la creatividad, enseñándoles a resolver posibles nuevas situaciones.

Pautas para padres ante las drogas

Si su hijo ya se ha iniciado en el consumo.

EVITE:

1. Desesperarse, no todos los que se inician en el consumo de drogas se convierten en consumidores habituales.

2. Culparle, ni "echarle en cara" todo lo que usted ha hecho por él.

3. Convertirse en perseguidor, obsesionado por seguir sus pasos.

4. La crítica continuada y violenta de su comportamiento.

5. Utilizar el castigo como único recurso para evitar que continúe consumiendo.

6. Acosarle continuamente con preguntas, sospechas, acusaciones, pues ello sólo conseguiría que se aleje de usted cada vez más.

7. Desentenderse de él, no prestándole atención.

PROCURE:

1. Dialogar con su hijo analizando las circunstancias que le llevaron al consumo.

2. Favorecer el acercamiento de su hijo hacia usted, comportándose de manera que su hijo vea en usted alguien en quien recurrir en solicitud de ayuda, y no alguien del que hay que huir por temor al castigo.

3. Mostrarle su afecto por lo que él es, independientemente de lo que haga.

4. Reflexionar en común sobre lo que pueden hacer por su hijo. Intenten dedicarle más tiempo y prestarle algo más de atención.

5. Entender que están ante una persona que tiene problemas y no ante "un problema".

Pautas para padres ante las drogas

Si su hijo no está por dejar las drogas:

EVITE:

1. Ceder ante los chantajes que su hijo pudiera hacer a su familia, con amenazas de lesionarse, delinquir o promesas de curación.

2. Discutir violentamente con él, haciéndole cargar con sus desilusiones, impotencias y miedos.

3. Presentarse como el bueno que todo lo ha dado por él y sólo recibe disgustos a cambio.

4. Echarse la culpa, exclusivamente, por lo que ha ocurrido y angustiarse por ello.

5. Amenazarlo, coaccionarlo, o chantajearlo para que se someta a un tratamiento.

PROCURE:

1. Intentar hablar con él con confianza y respeto.

2. Reconocer y asumir que no consume drogas porque quiere. Las drogas pueden estar ya controlando su conducta.

3. Aprovechar cuantas ocasiones favorables se les presenten para que inicie el tratamiento.

4. Establecer unos límites de convivencia familiar, dentro de los cuales su hijo reciba siempre atención por parte de la familia.

5. Mantener la calma ante el síndrome de abstinencia sin aceptar el chantaje.

Pautas para padres ante las drogas

Si su hijo se ha decidido a dejarlas:

EVITE:

1. Reprochar anteriores comportamientos (drogas, delincuencia, determinadas amistades, etc...)

2. Adoptar comportamientos rígidos que implique ponerle condiciones muy difíciles de conseguir en su estado actual.

3. Que su hijo le imponga sus propias condiciones para someterse a tratamiento.

4. Desentenderse del tratamiento que le sea prestado a su hijo

PROCURE:

1. Acudir a profesionales cualificados que le asesoren sobre el tratamiento más adecuado para su caso particular.

2. Colaborar con los profesionales encargados del tratamiento de su hijo, participando activamente en el mismo.

3. Adoptar una postura comprensiva, entendiendo que su hijo es el primer interesado en dejar las drogas.

4. No desalentarse si, durante el tratamiento, el comportamiento de su hijo no se adapta exactamente a lo que usted espera de él.

Pautas para padres ante las drogas

Si su hijo ya no consume drogas:

EVITE:

1. Mostrarle desconfianza. Puede retrasar su rehabilitación e incluso provocar una recaída.

2. Reaccionar con violencia ante una recaída.

3. Imponerle normas estrictas de comportamiento por miedo a que vuelvan a consumir drogas.

4. Esperar a prestarle ayuda hasta que se aseguren de que no volverá a consumir drogas.

5. "Pasarle factura" recordándole que sufrieron con su problema.

Algunas pautas que pueden ser orientativas de una adicción a drogas

1) Pérdida de responsabilidades.

2) Bajo rendimiento de la escuela, bajo nivel de atención, poca resistencia a las clases, ausencia no justificada, descuido en su trabajo...

3) Aislamiento físico, tendencia a aislarse en su habitación.

4) Disminución de la comunicación verbal y afectiva. Enfriamiento en las amistades.

5) Empobrecimiento del vocabulario. Ralentizamiento en la verbalización. Repetición de palabras y frases frecuentemente.

6) Abandono de aficiones.

7) Cambios bruscos de humor. Depresivos y taciturnos en ambientes normativos.

8) Trastornos del sueño con insomnio y/o pesadillas y temblores.

9) Pérdida de peso o apetito excesivo.

10) Cambio brusco en el cuidado y aseo personal.

A continuación, presentamos algunas alteraciones del comportamiento que, estudios sobre el tema demuestran que son más frecuentes en los jóvenes que abusan de las drogas.

I. Trastorno de conducta:

  • Pelearse, pegar.
  • Desobediente, provocador.
  • Arrebatos emocionales.
  • Impertinente, descarado.

II. Problemas de atención:

  • Mala concentración.
  • Soñar despierto.
  • Torpe, mala coordinación.
  • Absorto, mirada perdida.
  • No termina las tareas, falto de perseverancia.
  • Impulsivo.

III. Hiperactividad motora:

  • Inquietud, hiperactivo.
  • Excitable, impulsivo.
  • Intranquilo, agitado.
  • Charlatán.
  • Hace ruidos raros.

IV. Agresividad socializada:

  • Tiene malos compañeros.
  • Ausente en casa.
  • Gandul en la escuela.
  • Roba en compañía de otros.
  • Leal con sus amigos delincuentes.
  • Pertenece a una banda.

V. Retraimiento ansioso-deprimido:

  • Ansioso, temeroso, tenso.
  • Reservado, tímido, vergonzoso.
  • Aislado, encerrado en sí mismo.
  • Deprimido, triste, alterado.
  • Hipersensibilidad, fácilmente herido.
  • Se siente inferior, inútil.

VI. Esquizoide-insensible:

  • No quiere hablar.
  • Aislado.
  • Triste.
  • Mira sin comprender.
  • Confuso.