Clasificación de las drogas de síntesis

Derivados anfetamínicos

  • Metanfetamina ("speed" o "ice" o "hielo")
  • 2,4,5-trimetoxianfetamina (TMA-2)
  • Para-metoxianfetamina (PMA o "droga de la muerte")
  • 4-metil-2,5-dimetoxianfetamina (DOM, STP de serenidad, tranquilidad y paz)
  • 3,4-metilenodioxianfetamina (MDA, "píldora del amor")
  • 3,4-metilenodioximetamfetamina (MDMA, "éxtasis", "Adán", "XTC")
  • 3,4-metilenodioxietilanfetamina (MDEA, "Eva")
  • Derivados vegetales: "Éxtasis vegetal"
  • Análogos del fentanilo

  • Alfa-metilfentanilo (China White) Drogas de Síntesis
  • 3-metilfentanilo (3-MF)
  • Análogos de la meperidina

  • 1-metil-4-fenil-4-propionoxipiperidina (MPPP o "heroína sintética")
  • 1metil1,4 fenil 1,2,3,6 tetrahidropiridina (MPTP)
  • 1-feniletil-4-fenil-4-acetoxipiperidina (PEPAP)
  • Análogos de fenciclidina

  • Fenciclidina (PCP o "polvo de ángel")
  • Ketamina
  • N,N-dimetiltriptamina (DMT o "viaje del ejecutivo")
  • Aminorex y análogos

  • Aminorex
  • 4-metilaminorex

Sin embargo, en muchas ocasiones, el término "éxtasis" engloba a todo el grupo de estas sustancias psicoactivas.

Drogas de síntesis más conocidas

  • "Éxtasis"

El éxtasis o MDMA o Adán, XTC, X, E, "pastillas", "pastis", "pirulas", es la 3,4-metilendioximetanfetamina. Es la droga de síntesis que ha incrementado su consumo más que ninguna otra en la década de los noventa.

Se presenta en pastillas que no superan el tamaño de una aspirina, aunque también puede distribuirse en polvo, generalmente de color rosáceo, blanco, amarillo o azul.

Es activo en humanos a partir de los 75 a 100 mg (1mg/Kg de peso), y comienza a producir efectos en menos de media hora, la mayoría de los cuáles desaparecen entre las cuatro y seis horas, según la tolerancia. Pueden adquirirse por un precio comprendido entre 6-24 euros.

Sus consumidores pretenden facilitar la comunicación y las relaciones personales y conseguir una sensación de euforia, disminuyendo el cansancio, el hambre o la sed.

Cuando se consume éxtasis, no se debe beber alcohol, ya que puede desencadenar un cuadro conocido como "golpe de calor", con alto riesgo de deshidratación. Se han registrado casos, en los que el consumidor sufre taquicardia, mareos, vómitos, calambres, nerviosismo, e incluso paranoia. Para reducir el riesgo de padecer este síndrome, sólo deben ingerir agua.

Además, como consecuencia de su consumo pueden persistir una serie de efectos residuales, tales como insomnio, agotamiento, depresión, irritabilidad, cefalea y dolores musculares, que desaparecen tras ingerir una nueva dosis.

  • "Eva"

Existen otros derivados anfetamínicos cuya estructura química está estrechamente relacionada con la del MDMA.

Entre ellos, cabe destacar la 3,4-metilenodioxietilanfetamina (MDEA o Eva) que se caracteriza por poseer MDMA o éxtasis, si bien sus efectos ocurren mas rápidamente y son de duración mas corta. una actividad psicotrópica similar a la MDM.

En cuanto a sus efectos tóxicos, también produce neurotoxicidad sobre el sistema serotoninérgico y, en lo que se refiere a la temperatura corporal, induce hipertermia o aumento de la temperatura.

Se consume en pastillas que por una cara suelen llevar grabada la palabra "Eva" y, por otra, la dosis activa (unos 130 mg). Su precio es similar al del éxtasis, vendiéndose como si lo fuera en muchas ocasiones. Es la que menos altera la percepción de su consumidor, pero la que más estimula el sistema nervioso central. Asimismo, es la más parecida a la anfetamina y la que menos presenta efectos secundarios.

  • "Píldora del amor"

El MDA o píldora del amor se sintetizó en Alemania en 1910 y combina los efectos de la anfetamina y la mescalina.

Parece mostrar mayores efectos alucinógenos y una toxicidad superior al éxtasis. Con su consumo se pretende producir euforia y aumentar la sociabilidad. Tiene fama de ser afrodisíaca, a lo que debe su nombre, aunque este efecto nunca ha sido comprobado científicamente. Se presenta en cápsulas de 200-300 mg., y su vía de administración es oral. El efecto tiene lugar a los 30-60 minutos de la ingestión y dura entre 6 y 10 horas.

Dosis superiores a los 300 mg, pueden producir midriasis, hiperactividad, aumento de la salivación, piloerección y, en casos graves, rigidez, convulsiones, fallo respiratorio y muerte.

  • "Polvo de ángel"

La fenciclidina o polvo de ángel o PCP, se comenzó a fabricar en los años 50 como anestésico intravenoso. A mediados de los años 60, se dejó de utilizar debido a que producía en los pacientes intervenidos agitación, estados de delirio y conductas irracionales. Se trata de un polvo blanco, cristalino, que se disuelve fácilmente en agua o alcohol.

Tiene un sabor amargo distintivo y se puede mezclar con facilidad con colorantes. Se comercializa en forma de diversas clases de tabletas, cápsulas y polvos de colores. Por lo general se usa inhalada, fumada o ingerida. Para fumarla se suele aplicar a hojas de plantas, como menta, perejil, orégano o marihuana.

Los efectos del PCP en el cerebro inhiben la habilidad del usuario para concentrarse, pensar de manera lógica y articular. Ocurren cambios dramáticos en la percepción, los pensamientos y el estado de ánimo. Algunos usuarios experimentan una euforia de leve a intensa, mientras que otros se sienten amenazados por el miedo, la ansiedad o el pánico.

Las personas que usan PCP de forma crónica afirman que tienen pérdida de memoria, dificultad para hablar y pensar, depresión y pérdida de peso. Estos síntomas pueden persistir hasta un año después de dejar de usar PCP. También se han notificado trastornos emocionales. Puede interaccionar con otros depresores del sistema nervioso central, como el alcohol y las benzodiazepinas, pudiendo incluso poner en peligro la vida del paciente.

Debido al gran auge de estas sustancias, a su fácil síntesis y al vacío legal que existe ante la comercialización de nuevos productos, se consumen otros muchos grupos de drogas de síntesis que no se recogen en la tabla anterior. Tal es el caso de Poppers y del MBDB o nuevo éxtasis.