SPEED

En España cuando se habla de speed se refieren generalmente a sulfato de anfetamina (una sustancia sintética perteneciente a la familia de las fenetilaminas), y que es mezclada con diluyentes como glucosa, sacarosa, manitol, celulosa…  (en algunos países se conoce a la metanfetamina con el nombre de Speed, de ahí puede venir a veces la confusión). Los adulterantes del sulfato de anfetamina más a menudo encontrados son cafeína, ibuprofeno, ácido acetilsalicílico u otros derivados anfetamínicos.

La anfetamina es menos potente que la metanfetamina y generalmente se consume por vía nasal (esnifada) ya que la presentación más habitual es en polvo blanco o de otros colores, aunque también se presente en pasta y en forma de pastillas o cápsulas.

Sus principales efectos son sensación de bienestar, incremento en el nivel de alerta y en la capacidad de concentración, disminución de las sensaciones de cansancio, sueño y hambre, y dilatación pupilar.

Las rayas de speed suelen ser más pequeñas que las de cocaína debido a que, aunque la dosis dependerá de la persona y de su nivel de tolerancia, la anfetamina hace su efecto con dosis pequeñas.

Junto con los efectos buscados y deseados, también aparecen otros efectos producto de la estimulación cerebral: aumento de la tasa cardíaca, del ritmo respiratorio y de la presión arterial, hipertermia, insomnio, ‘mandibuleo’ y convulsiones. Otros efectos secundarios son pérdida de apetito dolor de cabeza, boca seca, dificultades para orinar o para alcanzar la erección. Cuando su consumo es habitual existe la posibilidad de que aparezcan episodios psicóticos.

Para más información sobre speed: puede abrir: Prospecto "speed"

 

METANFETAMINA

La metanfetamina es un potente estimulante del sistema nervioso central. Su nombre científico es desoxiefedrina y pertenece a la familia de las fenetilaminas.

Aquí se le conoce como ‘Meth’, ‘ice’, ‘crank’. Fuera de España también lo llaman ‘crystal’ pero no tiene nada que ver con lo que habitualmente  se llama ‘cristal’ aquí en España, que se refiere a MDMA.

Sus efectos son más potentes que la anfetamina porque atraviesa muy fácilmente la barrera hematoencefálica.  La presentación más habitual es en polvo blanco o color hueso, cristalino, inodoro y de sabor muy amargo. También se puede encontrar en pastillas, cápsulas o cristales grandes.

Los efectos principales de la metanfetamina son la sensación de energía y euforia, con incremento en el nivel de alerta y rendimiento intelectual, disminución de la necesidad de dormir y comer y dilatación pupilar.

La metanfetamina tiene efectos más potentes que el speed, por lo cual la dosis debe ser más pequeña. Además hay que tener en cuenta que la re-dosificación debe espaciarse mucho más debido a que los efectos duran entre 2 y 4 horas.

Al igual que con el speed también aparecen otros efectos producto de la estimulación cerebral: aumento de la frecuencia cardíaca, del ritmo respiratorio y de la presión arterial, hipertermia, insomnio, ‘mandibuleo’ y convulsiones. Otros efectos secundarios son pérdida de apetito dolor de cabeza, boca seca, dificultades para orinar o para alcanzar la erección.