Consejos para jóvenes

Como hemos visto, el tabaco es una de las drogas más consumidas, entre otras cosas, porque en nuestra sociedad se relaciona el consumo de tabaco con todo tipo de actos sociales, esta relación lleva a que en ocasiones se abuse del consumo y se realice de una forma compulsiva, inconsciente y poniendo en riesgo nuestra propia salud, por eso queremos ofrecer una serie de recomendaciones:

NO consumir

  1. Si eres menor de 18 años (afecta más a tu organismo y está prohibido por la ley).
  2. Si padeces o has padecido alguna enfermedad de pulmón, asma o afectaciones del aparato respiratorio.
  3. Si estás embarazada.
  4. Si el motivo que te lleva consumir, es porque lo hacen tus amigos.
  5. Si piensas que te puede tranquilizar o animar.

Reduce los riesgos

Si aún después de estos consejos, consumes tabaco, ten en cuenta esto:

  1. TabacoAntes de fumar hay que ser educado y preguntar si molestas a los que están contigo.
  2. Deja la última parte del cigarrillo en el cenicero, es la que tiene mayor concentración de sustancias tóxicas.
  3. No fumar en circunstancias especiales: conduciendo, en la cama, en ambientes cerrados (ascensores) o en presencia de niños o enfermos.
  4. Deja pasar al menos una o dos horas entre cada cigarrillo, incluso más tiempo.
  5. Apagar bien el cigarrillo puede prevenir muchos incendios.
  6. Hacer algún ejercicio físico o deporte, y si te encuentras mal, con tos, o con asfixia al esfuerzo, acude al médico.