Ketamina

Atención, se abre en una ventana nueva.
  • Imprimir
  • Información y orientación sobre la Ketamina

    La Ketamina (clorhidrato) es un anestésico general fabricado por Parke Davis y comercializado con el nombre de "ketolar".

    También es distribuido por varias firmas farmacéuticas menores. La Ketamina de Parke Davis se presenta en un envase multiuso sellado de contenido 50 mg., generalmente. También se usa como anestésico de veterinario y en el mercado negro se vende en forma pulverizada.

    La ketamina se usa clínicamente como un anestésico general, Es considerado un anestésico manso y se daba a menudo a los niños y a las personas mayores. Sus características psicodélicas fueron descubiertas después de que un número grande de destinatarios informó de lo que sentían al salir de la anestesia. Los restantes experimentos mostraron que una dosis muy menor que la anestésica produce una experiencia psicodélica de gran intensidad.

    Forma de consumo

    Esta sustancia se obtiene de los medicamentos que contienen ketamina como principio activo (Clorhidrato de ketamina en disolución), dichos fármacos se presentan en forma de solución ácida incolora, para su administración inyectable por vía intramuscular o intra o endovenosa, en viales, dado que éstos sólo contienen clorhidrato de ketamina y solvente, el método de obtención del principio activo en forma sólida consiste en ladesecación lenta en horno a temperatura media de 90-100º C, hasta la evaporación total del solvente.

    En su presentación sólida en forma de polvo, se utiliza directamente como la cocaína, en forma de raya para esnifar, la absorción nasal se realiza mediante un tubito o canutillo estrecho y más o menos largo, confeccionado artesanalmente para tal fin (con un billete de banco, normalmente).

    En su presentación líquida, se utiliza con jeringuilla, inyectado, normalmente por vía intravenosa, muy lentamente y por una sola vez, esta presentación se usa en consumidores con fuerte adicción o que han generado alta tolerancia al principio activo.

    Puede mezclarse con cocaína en polvo y esnifarse igualmente. Esta combinación recibe el nombre de "Special Calvin Klein"

    Efectos buscados

    Con esta sustancia, a dosis bajas, se consigue un sentimiento apacible, soñador similar al gas hilarante. Los usuarios informan de la sensación de flotar y salir ligeramente fuera de su cuerpo. El entumecimiento de las extremidades también es común.

    Con dosis superiores produce un efecto alucinógeno que puede hacer sentir al usuario muy lejos de su cuerpo. Esta experiencia se llama entrar en un "agujero K", se ha comparado con una experiencia de muerte cercana, con las sensaciones de subir y separarse del cuerpo. Muchos usuarios encuentran la experiencia espiritualmente significante, mientras otros la padecen asustados.

    Cuando una persona se encuentra en un "agujero K" es muy difícil moverse, permanecen sentados o tumbados durante la experiencia, es lo más seguro.

    Mecanismos de actuación

    A los 10-20 minutos del consumo, dependiendo de las dosis, comienzan a presentarse sus efectos, con tiempos distintos para cada uno de ellos.

    El primero es el de sensación de disociación, apareciendo un estado de inconsciencia y posteriormente una amnesia muy intensa acompañada de ausencia/impercepción del dolor (analgesia).

    El tiempo de duración total de los efectos del consumo sería alrededor de las dos horas.

    Efectos secundarios

    Produce alucinaciones, flashbacks, alteración de la atención y la memoria.

    Además bradicardia, hipertensión, arritmias, depresión respiratoria leve, laringoespasmo, estridor en niños y reacciones distónicas.

    Tras una sobredosis puede ocasionar aumento de la presión intracraneal e intraocular, convulsiones, insuficiencia cardiorrespiratoria, polineuropatía, trismus e hipertonía muscular.

    Contraindicaciones e Interacciones

    Está contraindicada en casos de:

    • alergia a la ketamina,
    • eclámpsia (convulsiones tonicoclónicas),
    • hipertensión arterial,
    • insuficiencia cardiaca
    • pacientes propensos a alucinaciones.


    Interacciona principalmente con:

    • barbitúricos y benzodiacepinas (necesita más tiempo de recuperación),
    • teofilina (antiasmático, broncodilatador): la administración conjunta puede producir convulsiones.


    En el caso de analíticas, la ketamina altera algunas determinaciones: hay un aumento de las transaminasas, del cortisol, de la creatinina kinasa y de la hormona luteinizante.

    Por otro lado se observa una disminución de la testosterona.

    La ketamina está contraindicada en el caso de que se padezca una de las siguientes enfermedades:

    • alcoholismo,
    • insuficiencia cardiaca,
    • hipertensión arterial,
    • asma,
    • epilepsia.

    Forma de adquisición y legalidad o ilegalidad

    Legalmente sólo puede adquirirse mediante receta médica y es exclusivo para uso clínico y para uso veterinario, aunque algunas recetas se pueden falsificar, en este caso parece más claro que se importa de otros países europeos que el consumo está más extendido o incluso asiáticos.

    Se está estudiando la inclusión de esta sustancia dentro de la lista III de las sustancias sometidas a fiscalización internacional.

    Recomendaciones

    La sobredosis se puede producir a partir de los 60-70 mg (y a veces antes), y nunca se puede saber la pureza ya que puede estar adulterada con multitud de sustancias.

    Al tener efecto anestésico, la persona que consume ketamina no es consciente del dolor y cualquier herida que se haga no despertará señales de alerta del daño producido.

    El Collegi Oficial de Farmacèutics de Barcelona recomienda:

    Cuando una persona ha consumido ketamina y está en un estado de semi-inconsciencia, lo mejor es evitarle cualquier estímulo visual, auditivos o táctiles ya que esto exarcebaría los síntomas negativos.

    En caso de consumo, aplicar la técnicas de reducción de Riesgos: la persona ha de situarse en un lugar tranquilo, sin ruido ni luces. Teóricamente, el receptor no ha de haber comido nada durante las 6 horas anteriores al consumo (se ha conseguir el máximo intervalo de tiempo posible). El consumo se ha de hacer acompañado de alguna persona conocida. Nunca se repetirá el consumo en una misma semana. No se puede mezclar con otras substancias (alcohol, LSD, éxtasis, speed, cocaína, PCP, THC, opiáceos, barbitúricos, benzodiacepinas). No se ha de consumir en caso de embarazo o si hay alguna posibilidad de embarazo, ni en caso de estar amamantando. No conducir ni ir con una persona que haya consumido ketamina o cualquiera otra sustancia.

    Usar preservativo en todas las relaciones sexuales (la ketamina desinhibe y la persona no valora el uso de la protección). En caso de presentar algún efecto indeseado, dirigirse al servicio de urgencias más próximo e informar a los médicos que le atiendan de la/las sustancia/s consumidas y de la cantidad.

    Mientras se espera la llegada de la ambulancia o se lleva al afectado al hospital, intentar que haya el menor número de estímulos visuales (luz), auditivos (música, ruido, conversaciones) y táctiles (dar golpecitos a la cara, pellizcar, mover bruscamente,….)

    La ketamina produce dependencia psicológica y, a la larga, física. También produce tolerancia (el individuo ha de aumentar la dosis para obtener el mismo efecto), a corto plazo puede producir efectos graves e imprevisibles y a la larga, efectos cerebrales irreversibles.

    El Instituto Nacional de Toxicología recomienda:

    De soporte a las posibles reacciones adversas:

    • Reacciones de agitación: habitación tranquila y benzodiacepinas orales subcutánea e intravenosa (también para alucinaciones) o droperidol.
    • Atropina o glicopirrolato para disminuir las secrecciones traqueobronquiales.
    • Reacciones distónicas: difenhidramina.
    • Monitorización cardiaca. La depresión respiratoria necesita intubación endotraqueal.

    Es importante informar bien sobre la sustancia dada la peligrosidad que presenta y el uso nada recreativo y lúdico que se hace. Es una droga que a la larga puede conseguir mucha difusión entre los consumidores y la información puede ayudarlos a decidir a no experimentarlo.